Estás en
Inicio > Córdoba > Pozoblanco muestra sus virtudes en la Feria de Córdoba

Pozoblanco muestra sus virtudes en la Feria de Córdoba

pozoblanco-muestra-virtudes-en-feria-de-cordoba

 

  • El alcalde apuesta por una comarca de Los Pedroches “unida” en defensa de sus valores y que mire hacia el futuro
  •  El regidor intervino en la comida anual de la Casa de los Pedroches en la Feria de Córdoba, a la que Pozoblanco acudió este año como invitado
  • El historiador y artista Antonio Arévalo pronunció un pregón en el que subrayó el carácter emprendedor de los pozoalbenses

       Pozoblanco ejerció ayer como municipio invitado en la comida anual que la Casa de los Pedroches promueve en la caseta que dicho colectivo tiene en la Feria de Córdoba, que se celebra hasta el próximo domingo en honor de la Virgen de la Salud. Allí, el alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, defendió “las enormes posibilidades” que tiene el Valle de Los Pedroches y reivindicó la necesidad de “trabajar como una comarca unida” con el fin de legar a las futuras generaciones “un presente aún mejor del que nosotros nos hemos encontrado”. Cabello puso además durante su breve discurso a la Cooperativa del Valle de los Pedroches (Covap) como ejemplo en cuanto a trabajo conjunto de la comarca, alabó el patrimonio cultural y natural del Valle e invitó a los asistentes al acto a que disfruten tanto de la dehesa vallesana como de la próxima Feria de Pozoblanco, que se celebra en el mes de septiembre.

El alcalde también valoró durante su intervención “la gran labor” que realizan la asociación Piedra y Cal y el historiador Juan Bautista Carpio en defensa del patrimonio comarcal, ya que tanto esta asociación como el presidente de la Fundación Prasa fueron galardonados durante el almuerzo. El alcalde fue asimismo el encargado de presentar al pregonero de este año en la Casa de Los Pedroches, honor que le ha correspondido al historiador y artista pozoalbense Antonio Arévalo. De él dijo Santiago Cabello que es un “hombre sabio y generoso, que conoce como pocos la historia de Pozoblanco”, al tiempo que destacó su dedicación a la Semana Santa pozoalbense y la intensa labor que realiza como artista y que ha quedado plasmada en carteles anunciadores de numerosas fiestas y tradiciones.

Antonio Arévalo, durante el pregón que pronunció, reflexionó por su parte sobre el origen de Pozoblanco y habló de sus ciudadanos como “personas emprendedoras” a lo largo de la Historia. Recordó por ello el origen agrícola y ganadero de la localidad, de igual modo que el hecho de que llegase a ser uno de los máximos productores de lana de oveja de España con una potente industria textil. El éxito de Covap como motor de desarrollo económico y social de Los Pedroches en los siglos XX y XXI y la capacidad de los pozoalbenses para salir de la última crisis económica han sido otros de los puntos que trató. Arévalo, que omparó a Pozoblanco con una encina por su gran resistencia ante las adversidades, concluyó su intervención, muy aplaudida, diciendo que los pozoalbenses “somos como las encinas de nuestra dehesa”, que es al mismo tiempo resistente y hospitalaria, y recordando que “Pozoblanco no se entiende sin Los Pedroches”.

El acto institucional, al que acudieron diversos cargos públicos, autonómicos, provinciales y locales y numerosos socios de la Casa de los Pedroches, siguió posteriormente con la entrega de premios al presidente de la asociación Piedra y Cal, Antonio Morillo, y a Juan Bautista Carpio. El broche final a este encuentro lo puso el Coro Romero Voces de la Sierra, que interpretó algunos de los temas más conocidos de la tradición pozoalbense. El acto estuvo presidido por el máximo responsable de la Casa de los Pedroches, Juan Emilio García López. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL DE TELEVISIÓN EN:

logo-youtube-nuevo

 

Artículos similares