Estás en
Inicio > Los Pedroches > Pozoblanco y Los Pedroches tienen mucho que agradecer a Manuel Moreno Valero

Pozoblanco y Los Pedroches tienen mucho que agradecer a Manuel Moreno Valero

 

Con una gran afluencia de público el Mirador del Teatro El Silo acogió anoche la presentación del libro “Pasado textil de Pozoblanco” del recientemente fallecido, Manuel Moreno Valero.

En el acto intervinieron Rosario Rossi, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Pozoblanco; Antonio Fermín Morillo, presidente de la Asociación para la Defensa del Patrimonio Histórico de Pozoblanco, Piedra y Cal; Agustín Galán García, profesor de Historia e Instituciones Económicas en la Universidad de Huelva y José Luis González, profesor de Historia en el IES Antonio Mª Calero y miembro de Piedra y Cal.

Rosario Rossi, concejala de cultura, manifiesta que “hemos ido de la mano con Piedra y Cal para que este acto fuera realidad, nunca vamos a saldar la deuda que este pueblo tiene con él, por lo menos vamos a empezar a enmendar la trayectoria  en la medida de lo posible, tanta dedicación a Pozoblanco no se va a poder abordar en un acto, es mucha luz la que ha arrojado sobre nuestro pasado”. Rossi cuenta que “Manuel Moreno me pidió colaboración desde el Ayuntamiento para la elaboración de un nuevo libro que estaba preparando sobre el pasado textil, quería presentar su libro en la nueva biblioteca pero el espacio no lo permitía por la previsible gran afluencia de público”.

Antonio Fermín Morillo, presidente de Piedra y Cal, habló de lo que Manuel Moreno ha supuesto como fundador de la asociación Piedra y Cal y aprovechó el evento para dejar constancia de la “gratitud a Manuel Moreno que le debemos todo el pueblo de Pozoblanco y la comarca de Los Pedroches por su labor realizada fundamentalmente como cronista en la investigación, difusión y concienciación del patrimonio histórico, de las tradiciones, del pasado de la comarca y especialmente de su querido Pozoblanco”. Morillo expresa que “desde la posición que tenía Manuel Moreno como sacerdote, cronista oficial de Pozoblanco, miembro de la Real Academia de Córdoba, director del Archivo General del Obispado, Vicecanciller y Canciller Secretario General del Obispado de Córdoba y un sinfín de cargos académicos y distinciones, tenía una relación muy estrecha, cercana y permanente con la asociación Piedra y Cal, pues Manuel Moreno fue el primer miembro fundador de Piedra y Cal, asociación creada en defensa del Patrimonio Histórico de Pozoblanco, en 1994, con motivo del derribo de la casa de la viga para hacer en su lugar un inmueble más funcional”.

Agustín García, natural de Dos Torres, recientemente nombrado Vicerrector de la Universidad de Andalucía y autor del prólogo del libro “Pasado textil de Pozoblanco”, manifestó que conoció a Manuel Moreno porque “venimos colaborando con el Ayuntamiento de Dos Torres en las Jornadas de Historia Local, y Manuel Moreno se enteró por la página web del Ayuntamiento o por El Quincenal de estas jornadas y me desplacé a Córdoba para verle, dándose la circunstancia de que habíamos introducido una conferencia del textil y él tenía muy avanzado su libro, me pidió que corrigiera su libro y asumí ese trabajo encantado, a partir de ahí me interesé como iba el proceso de edición del libro”.

García afirmó que “fue un placer haberle conocido y haber trabajado con él, porque por encima de estilos y maneras a la hora de abordar la historia, está el interés por la propia historia y eso le honra”.

García explicó la sinopsis del libro “Pasado textil de Pozoblanco”. “Este libro nos ofrece un recorrido por lo que fue el desarrollo de la actividad textil en Pozoblanco hasta bien entrado el siglo XX. El desmantelamiento producido por el vértigo constructor de tiempos recientes, no nos ha dejado lo que podríamos llamar, rastros arqueológicos de ese pasado industrial. Ante este vacío historiográfico, este trabajo adquiere una relevancia extraordinaria. En él se nos presentan los oficios relacionados con la actividad, el sistema de fabricación, el papel de los tratantes de lana, la importancia y la ubicación de los tintes, la concentración que poco a poco se va a ir produciendo en el núcleo urbano pozoalbense, etc.”.

José Luis González, profesor de Historia, nos acercó a la figura de Manuel Moreno, tal y como recoge la contraportada del libro, afirmando que “Manuel Moreno tiene el mérito de haber producido más de una veintena de títulos, todos ellos sobre historia, tradiciones y costumbres de Pozoblanco. Además de artículos en revistas especializadas, comunicaciones en congresos y simposium nacionales”.

Gonzalez manifiesta que “Manuel Moreno se ha hecho acreedor de la más alta estima de todos los pozoalbenses y prueba de ello es que todas sus obras se han agotado y algunas de ellas han tenido el privilegio y el honor de ver su segunda edición”. Ello se debe, apunta González “al interés y acierto que ha tenido en presentar a sus paisanos retazos escondidos de su historia. Gracias a él, van conociendo su pasado y sus raíces, que es la mejor manera de progresar y seguir avanzando”.

González afirma que participar en este acto “ha sido un gran honor, para recordar la obra bibliográfica y exponer un sencillo homenaje laudatorio en su honor, fue un maestro, un compañero en muchas de las inquietudes que hemos tenido y un amigo al que aprecié mucho”.

Artículos similares