Estás en
Inicio > Pozoblanco > Cambios en el mundo del Tenis que afectarán al Open Ciudad de Pozoblanco

Cambios en el mundo del Tenis que afectarán al Open Ciudad de Pozoblanco

cambios-mundo-tenis-afectaran-open-ciudad-de-pozoblanco

 

  • Tanto el circuito ATP Challenger como el de ITF Futures sufrirán una importante transformación
  • La continuidad del torneo de Pozoblanco dependerá de cómo le afecten estos cambios

        Tras cuatro años de ausencia, el pasado mes de agosto volvía a celebrarse el Open Ciudad de Pozoblanco de tenis. Esta edición nº 24 se realizó como homenaje a su fundador, Fabián Dorado, sin embargo, tras la buena acogida que tuvo el torneo tanto por parte del público asistente como de las instituciones y empresas implicadas en este proyecto, la organización dejó entrever su voluntad de dar continuidad a este Open de tenis.

Tal y como manifestó Marcos García, director del torneo, la decisión de retomar el Open Ciudad de Pozoblanco tendrá mucho que ver con los cambios que se adopten en la estructura de los circuitos de tenis ATP Challenger e ITF Futures.

El tenis profesional está regulado por tres grandes organismos. La WTA se encarga de organizar los torneos de tenis femenino, excepto los de Grand Slam. La ATP es la asociación de tenis profesional que gestiona los torneos del circuito ATP y las ATP Challenger Series, que son el paso previo. La ITF, o Federación Internacional de Tenis, organiza los torneos de Grand Slam (los de máxima categoría), la Copa Davis (que desaparece como tal y cambiará de formato en 2019) y los ITF Futures, torneos que están pensados para que los tenistas den sus primeros pasos como profesionales antes de ascender al circuito de los Challengers. Cada tipo de torneo otorga un número de puntos y los tenistas tienen que ir sumándolos para ir subiendo de categoría.

Esta cantidad de circuitos distintos hace que tengamos partidos de tenis todas las semanas y prácticamente todos los días. Sin embargo, aun así, o bien faltan torneos o sobran jugadores en el ránking mundial. Para acceder a esta clasificación de tenistas profesionales, lo único que se necesita es ganar al menos un partido del cuadro principal de alguno de los torneos que otorgan puntos ATP. Con un único punto ya se puede formar parte de la clasificación, lo cual hace que haya hasta 1966 jugadores en el ránking ATP. El problema es que solamente los primeros 100 o 150 de esa clasificación pueden vivir profesionalmente del tenis con cierta holgura, para el resto es un verdadero esfuerzo. Mientras que un torneo ATP Masters 1000 puede contar con hasta 4.450.000$ en premios, lo máximo en los Futures es de 15.000$, una diferencia enorme.

Éste es un problema que se lleva arrastrando desde hace años, incluso décadas, en el circuito de tenis masculino. Las asociaciones de la ATP y la ITF han decidido tomar cartas en el asunto y reestructurar el sistema para que sea factible que un tenista profesional pueda realmente dedicarse al tenis, que tenga unas condiciones laborales adecuadas.

tenis2
Roberto Bautista es uno de los muchos que han ido ascendiendo del circuito ITF al ATP

Uno de los cambios más sustanciales que se van a producir es que el ránking de tenistas profesionales, tanto el masculino como el femenino, se reducirá a 750 jugadores. La idea es que el dinero de los torneos se pueda repartir entre menos gente, y que sea más fácil para los jugadores nuevos que puedan llegar al Top 100. En el circuito Challenger se ampliaría el número de jugadores por torneo, de 32 a 48, de los cuales habría al menos 3 que procederían de un nuevo campeonato, el Transition Tour o circuito de transición. Además, se aumentaría el número de wild cards (invitaciones) por torneo, abriendo la puerta a que los organizadores puedan invitar a jugadores del circuito ITF.

Se tiene pensado implementar el Transition Tour en 2019; será un campeonato que acoja torneos en los que se otorguen puntos para la clasificación ATP y otros para un nuevo tipo de ránking, el ITF World Ranking. En los torneos ATP, Challengers y las últimas rondas de Futures con 25.000$ de premio, se concederán puntos ATP; mientras que todas las rondas de los Futures de 25.000$, los de 15.000$ y en las rondas previas de los Challengers, se otorgarán puntos para la clasificación ITF.

Todo apunta a que a partir de 2020, todos los Futures darán puntos sólo para la clasificación ITF. Los mejor clasificados de este nuevo ránking podrán jugar en los nuevos torneos Challengers que, como los del circuito ATP, estarán divididos según el número de puntos que otorguen. Estas competiciones, además de contar con más jugadores, tendrán otras mejoras, como que el torneo cubra los gastos de alojamiento y manutención de los tenistas, que cuenten con más personal sanitario o que haya más pistas de entrenamiento, de manera que se alivie la carga económica que sufren los jugadores.

 

¿Cómo afectará todo esto al Open Ciudad de Pozoblanco?

El torneo pozoalbense forma parte del circuito ITF, y tiene una dotación de premios de 15.000$, que es ahora mismo la máxima que hay en esta categoría. El ganador de la última edición, el francés Mick Lescure, se llevó 18 puntos para el ránking ATP, sin embargo, cuando se hagan efectivos los cambios en el circuito, ya no se repartirán esos puntos.

Sin los puntos para la ATP, el torneo perderá parte de su atractivo. En cualquier caso, la voluntad de los organizadores era convertir el Open Ciudad de Pozoblanco en un torneo de categoría Challenger. Ahora tendrán que estudiar si es posible adaptarse a las nuevas condiciones de este tipo de torneo que, entre otras cosas y según lo que se sabe hasta ahora, es muy posible que necesite una mayor dotación económica. Es muy probable que ahí esté la clave del futuro del Open Ciudad de Pozoblanco, en ver si es posible conseguir la financiación que requerirán los nuevos Challengers.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL DE TELEVISIÓN EN:

logo-youtube-nuevo

Artículos similares